Esta serie fotográfica gira en torno al tema de la Muerte. El objetivo es abrir un espacio de reflexión que permita hablar de ella, y mostrarla como algo cotidiano y próximo. He partido de mi propia vivencia, y he aprovechado este proyecto para recordar y hacer un pequeño homenaje a familiares que se han muerto. Las fotografías muestran servicios individuales y personalizados a modo de Naturalezas Muertas, y más concretamente Vanitas, que luego se han colocado en el lugar dónde ha sido enterrada la persona.
Como nos explica Guy Davenport (1998):

"Los pueblos primitivos daban de comer a sus muertos. En las tumbas más antiguas hemos encontrado platos y cántaros. Desde los primeros tiempos conocidos de Egipto, familiares piadosos daban de comer a sus padres muertos; el ka, el alma, podía comer. (...) Y cuando, después de mucho tiempo, no quedaba más familia que alimentara a un ancestro con comida fresca, había una comida pintada e n la pared de la tumba, gracias a la cual el ka podría vivir hasta la aparición diurna de Osiris, cuando el tiempo se detendrá y los justos morarán para siempre en el Julio eterno del Egipto redimido.Ésa es, a mi parecer, la auténtica raíz de la naturaleza muerta - el sentimiento totalmente primitivo y arcaico de que una pintura de comida tiene cierto fundamento -."


Fotografía digital
6 fotografías, 45 x 45 cm.
2008



Pep (1935-2007)  

Joan (1936-2005)  

Maria (1907-1986) i Bonaventura (1900-1989)