Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles. Bertolt Brecht



El proyecto narra vida de los padres de la artista a partir de una metáfora visual y escultórica. Se plantea la construcción de la obra a partir del referente del oficio familiar: una pollería. Esta elección no es gratuita. El hecho de materializar un espacio en el que se troceaban animales muertos, tiene la voluntad de reflejar la dureza de la vida de dos personas, a la vez que se suaviza mediante el uso de un material blando como base para la realización de la pieza.
El proyecto tiene como elemento central la reconstrucción de la nevera-frigorífico donde se exponen todos los productos que en ella se encontraban, elaborados con fieltro cosido. En las etiquetas de los precios, relato una biografía sintetizada de mis progenitores. Por otro lado, las piezas producto del despiece de los pollos, llevan impresas unas fechas que se vinculan con dos cronologías paralelas: días señalados de la vida de mis padres, Maria y Joan; y acontecimientos destacables de la Historia de España.


Instalación
Escultura textil y vídeo
150 x 210 x 85 cm. / 2:31:24
2010

Éste es un proyecto de Sandra March en colaboración con Maria Pinell.
También han colaborado:
- Cosido: Irene Manresa
- Diseño gráfico: Íngrid Marqués
- Producción: Joan Colell i Manolo Hernández
- Revisión de textos: David Hernández i Irene Manresa
- Vídeo: Maria Verdú