Hasta el siglo XIX las figuras de los dibujos de los libros y manuales de anatomía, adoptaban posturas serenas y equilibradas mostrando una musculatura en reposo. A lo largo de aquel siglo, el aumento de los estudios sobre el comportamiento mecánico de los músculos se tradujo en el ámbito artístico en un interés por la catalogación de los movimientos posibles que podía adoptar el cuerpo humano.


Dibujo
21 dibujos en 3 visores 3d, 12 x 10 x 9 cm.; y proyección, 1:33”
2011